jueves, 15 de agosto de 2013

El Puente Romano



Grandes constructores fueron los romanos. Cualquier cosa realizada en piedra que encontremos a lo largo de nuestros viajes será obra suya. Las más colosales fábricas solamente se pueden atribuir al diablo o a los romanos. Aunque solamente estuvieron con nosotros unos cuantos siglos siguen siendo los autores de obras recientes.




Lo cierto es que son pocos los puentes a los que puede atribuírseles su autoría. En la provincia de Salamanca solamente hay uno, bueno medio. El Puente Romano que cruza el río Tormes para acceder a la ciudad. De sus veintiséis arcos solamente los más próximos a la ciudad son romanos. El tiempo y las riadas destruyeron parte de este que fue reconstruido en épocas posteriores.




Siendo de características muy similares todo el puente, hay algunos detalles que podemos observar que diferencian las épocas de construcción. Manuel Durán, experto en puentes romanos, nos da una serie de pautas para diferenciarlos. Algunas de ellas son el arco de medio punto, los sillares almohadillados, las grapas de sujeción o los agujeros que presentan las piedras para poder ser izadas por las grúas.









Un paseo atento por encima y por debajo del puente no hará comprender las diferencias en la construcción de uno de los monumentos más antiguos de la ciudad y quizás el más importante.










2 comentarios:

  1. Una fotos maravillosas y las explicaciones muy instructivas,gracias como siempre.

    ResponderEliminar