jueves, 11 de abril de 2013

Félix Benito




Tuve la suerte de compartir con él un par de jornadas en Fernando Joanes, pequeño pueblo de la Sierra de la Estrella. Es asombroso ver como uno de los expertos más reconocidos en arquitectura popular se emocionaba con la observación de las construcciones tradicionales. Breve tiempo compartido pero grandes enseñanzas y agradables conversaciones. Desaparece uno de los mayores defensores del patrimonio cultural. Sea este mi humilde homenaje. Como decían los romanos: seate la tierra leve.






























1 comentario:

  1. Unas grandes imágenes
    Un gran saludo de un seguidor de tu blog

    ResponderEliminar