sábado, 27 de abril de 2013

Saldeana




“l. en la provincia de Salamanca (14 leg.), part. Jud. De Vitigudino (2 1/2), priorato de San Marcos de león, aud. Terr. de Valladolid y c. g. de Castilla la Vieja. sit. en el último descenso de una ladera formada de lastras con vertientes al Yeltes que le pasa al S.; el clima es sano y no se conocen enfermedades especiales. Se compone de unas 70 casas de mediana construcción dividido en 3 barrios, pasando por el medio el llamado de Abajo y de las Peñas un arroyo; tiene una escuela de instrucción primaria medianamente construida; una igl. sit. en el barrio de Arriba dedicada al Apóstol Santiago, anejo a la vicaría de Barrueco Pardo de dicho priorato, y un cementerio que en nada perjudica a la salud pública. Confina el térm. por el N. con Barrueco Pardo; E. Barreras; S. Bermellar, y O. Saucelle; corre por el térm. al S. y en dirección O. el r. Yeltes que va a unirse al Duero. El terreno es todo de secano y participa de llano y monte con algún arbolado de roble y encina. Los caminos conducen a Vitigudino, a los pueblos de la ribera del Duero y a los demás limítrofes. El correo se recibe de la cab. del part. jud. prod.: trigo y centeno; hay algún ganado lanar y vacuno, y caza de conejos y perdices. pobl.: 61 vec., 247 alm. riqueza prod.: 332,250 rs. imp.: 16,612.”
Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de Salamanca
Pascual Madoz (1848-1850)




“Más arriba está Saldeana, pueblecito agricultor y ganadero. En sus inmediaciones se encuentra el Castillo de Saldeana, un castro aislado y defendido, inatacable por tres de sus lados, en que el Yeltes describe un profundo y ancho foso que no se puede atravesar. Por aquí sólo es accesible a las aves. En lo que podemos llamar istmo de esta península, que es por donde se puede penetrar en el castro, está defendido con muralla en seco, que ofrecía tres entradas o puertas que aún conservan sus nombres: la puerta falsa, la puerta del sol y la del medio. Es de gran extensión, pues mide cerca de un kilómetro de largo, aunque bastante más estrecho. El interior está dedicado al cultivo. Se notan cimientos de casas circulares y rectangulares; dos piedras hincadas señalan la entrada. Hay un gran montón de piedras en desorden, y a eso llaman más concretamente el castillo. Allí, dicen, estuvo antes la Virgen del Rosario. Aquel sería en la antigüedad el templo de Diana, pues eso parece significar Saldeana, saltus Dianae, bosque o santuario de Diana. De aquí han salido fíbulas, anillos, monedas y hasta siete inscripciones romanas. Podemos aquí una sola notable por su concisión; las otras pueden verse en nuestra Epigrafía Salmantina.   ANIA   AN.XII”
Reseña histórico-artística de la provincia de Salamanca
P. César Morán











Este lugar reúne historia, etnografía y naturaleza, siendo uno de los paisajes más espectaculares de la provincia de Salamanca. Podemos encontrar el castro ya descrito por el P. Moran, una arquitectura popular con restos de molinos, de trazas medievales, y una naturaleza dominada por las aves de costumbres rupícolas. El encajonamiento del, ahora llamado, río Huebra forma un profundo cañón por el que podremos ver volando buitres, alimoches, águilas reales o cigüeñas negras. Pero recordemos, estamos en plena naturaleza y los peligros están ahí. Un resbalón o una imprudencia pueden precipitarnos en una caída de más de trescientos metros. Disfrutemos del paisaje y del lugar pero seamos responsables.


























El arroyo Grande en su camino hacia el Huebra tiene que salvar un fuerte desnivel, sobre todo en su tramo final. Esto ocasiona que el cauce este formado por varios pequeños saltos escalonados, destacando uno de ellos que supera los diez metros de altura, casi en la desembocadura. El curso de agua se encuentra encajado entre grandes paredes de roca.









1 comentario:

  1. Preciosas imágenes y que gran montaje
    Un gran saludo de un gran seguidor

    ResponderEliminar