domingo, 27 de noviembre de 2011

La niebla

Llega el invierno y con él uno de los fenómenos naturales más inquietantes, la niebla.


Con el frío anticiclónico la humedad ambiental se condensa y forma espesas nubes a nivel del suelo.


En otras ocasiones son las mismas nubes las que se aproximan al suelo.


Los colores se esconden y tan solo vemos siluetas. Los puntos de referencia también desaparecen y el peligro de perdernos aumenta.


viernes, 25 de noviembre de 2011

El buitre leonado (Gyps fulvus)

Se trata de un ave rapaz necrófaga, es decir que se alimenta de animales muertos, de carroña. Puede alcanzar el metro de altura y su envergadura ronda los tres metros. Su color dominante es el marrón que le da el nombre y presenta un largo cuello desprovisto de plumas.


Anida en los huecos que aparecen en los cortados rocosos, aunque en algún caso han utilizado árboles de gran tamaño. Son gregarios a la hora de anidar formando colonias. En la provincia de Salamanca utilizan las paredes de cuarcita y de pizarra, principalmente, de Las Arribes del Duero y de la Sierra de Francia y Quilamas.


Realizan grandes desplazamientos en busca de alimento, aprovechando las corrientes de aire, planeando con mínimo esfuerzo. Es habitual ver sobrevolar la ciudad por algún grupo de estas aves, incluso en una ocasión se vieron despegar del interior de un parque urbano.


Un lugar ideal para poder observar a estos animales alados es la zona del Castro de la población salmantina de Saldeana. Aprovechando la visita cultural y arqueológica podremos asomarnos a uno de los cortados más espectaculares sobre el río Huebra.


Hay miradores habilitados para la observación de la fauna con carteles que nos permiten identificar lo que veamos. Desde aquí, con la ayuda de un telescopio podremos observar la vida intima de este buitre, sin causarle molestias.


lunes, 21 de noviembre de 2011

Arapiles




A escasos kilómetros, al Sur de la ciudad de Salamanca, se encuentra la localidad de Arapiles. Es conocida por la famosa batalla contra los franceses en la Guerra de la Independencia. Se encuentra en el centro de la provincia situada en la llanura sedimentaria.




El paisaje esta caracterizado por un terreno ondulado con afloramientos rocosos que forman terrazas fluviales cerca de los ríos y cerros testigo en medio de la llanura.


Son tierras despejadas con escasa vegetación, dedicadas a la agricultura. Sus suelos varían de colorido según las zonas: rojos, marrones, grises… Alternan cultivos con barbechos y zonas de eriales.


Las labores agrícolas contribuyen a aumentar la variedad de color con los distintos verdes de las diferentes cosechas y los amarillos de los agostaderos.


 
El fondo cultural hace que este sea un paisaje histórico aumentando su valor. Al igual que otros paisajes de la provincia, sus habitantes muestran poco interés por él.


La escasez de zonas acuáticas resta valor a este paisaje pero se ve incrementado por unas magnificas vistas de la montaña al fondo. Sus horizontes son amplios y despejados.


La aparente monotonía y el mal tiempo no debe desanimarnos a la hora de conseguir buenos resultados fotográficos.

viernes, 18 de noviembre de 2011

El bosque de madroños de Miranda del Castañar



El madroño es un arbusto de hojas carnosas que mantiene durante todo el año. Sus flores son una especie de farolillos blancos que penden boca abajo. Los frutos son unas bolitas que cuando están maduras son de color rojo. Se llaman popularmente borrachinas por el alto contenido en alcohol.


Los troncos son retorcidos, con la madera de tonos rojizos y se encuentran recubiertos de musgos y líquenes. Si el ambiente es propicio estos arbustos llegan a alcanzar el porte arbóreo.




Como curiosidad contar que la época de floración y la de maduración del fruto coinciden en el tiempo. Esto se debe a que una vez que la flor se transforma en fruto, este permanece hasta el año siguiente en la planta madurando cuando surgen las nuevas flores.


Pues bien, en las proximidades de Miranda del Castañar (provincia de Salamanca) hay una pequeña extensión que esta cubierta exclusivamente por pequeños arbolitos de esta especie.


El suelo se encuentra tapizado por las hojas que van cayendo a lo largo de los años y va formando un suelo fértil. Algunas zonas se encuentran cubiertas totalmente por la hiedra, tanto el suelo como el tronco de algunos árboles.




Si hay lugares mágicos, sin duda este es uno de ellos. Paseando por su oscuro interior, entre su intrincado laberinto de troncos puedes dar por cierta cualquier leyenda que te cuenten.


Un lugar maravilloso donde perderse. Pero si hay algo verdaderamente increíble es que estando próximo a una población, que se acceda desde la misma carretera y que forme parte de la propaganda turística de todas las casas rurales de la zona, se mantenga en perfecto estado y que no encontremos restos de basura. A ver si hay suerte y esto se mantiene así mucho tiempo.


lunes, 14 de noviembre de 2011

Jugando con el agua



Por fin llegaron las lluvias. El olor a humedad invade todos los rincones. Las plantas realzan sus colores. Los ríos recuperan sus caudales. Es hora de volver otra vez sobre el agua.


En algunos lugares los ríos atraviesan zonas de roquedo con mayor pendiente.


La velocidad del agua se acentúa. Gotas de agua que salen disparadas.


Rayos de luz que iluminan pequeñas porciones de espacio.


Burbujas que se agitan, rocas que permanecen. Es el juego del agua.


Como en todo juego aquí también tenemos que seguir unas reglas. Después de un rato mirando pasar el agua  a través del objetivo de la cámara la precaución es necesaria. Un ligero mareo o la perdida de equilibro puede hacer que terminemos con todo el equipo en medio del agua.


domingo, 13 de noviembre de 2011

Otoño



A estas alturas del año las horas de luz solar son escasas y las temperaturas descienden considerablemente. Lo que hace que los seres vivos tengan que adaptarse a esta situación. Algunos árboles se deshacen de sus hojas para resistir mejor la más desfavorable de las temporadas del año.


Pero antes de que se caigan las hojas, las plantas reabsorben la clorofila, permaneciendo en ellas los carotenos y las xantofilas. Más tarde, mediante unos procesos químicos, la unión del pedúnculo de la hoja con la rama se debilita, rompiéndose con las más ligera brisa y cayendo la hoja al suelo.


El otoño es una época de abundancia. Se produce un periodo de crecimiento de las plantas y algunas incluso lo aprovechan para florecer. Pero sobre todo es la época en la que maduran la mayoría de los frutos: bellotas, castañas, avellanas, madroños, acebos, membrillos…


Las setas aprovechando la mayor humedad y las temperaturas moderadas salen por todos los rincones haciendo las delicias de los micólogos.


Es la estación ideal para disfrutar de la naturaleza. Los diferentes tonos de verde, amarillo, rojo y marrón de nuestros bosques nos ofrecen un espectáculo inigualable. Unos paseos por los caminos forestales harán que carguemos las pilas para aguantar mejor el frío invierno.


Tenemos que prestar un poco de precaución y mirar bien donde vamos a pasear ya que compartiremos nuestro terreno de juego con los cazadores. También tenemos que tener en cuenta que cada parcela de campo tiene su dueño y que los frutos que encontramos en nuestro camino son parte de la economía de las gentes que habitan estas zonas.


martes, 8 de noviembre de 2011

Pájaro moscón (Remiz pendulinus)

Se trata de un pequeño pajarillo de cabeza grisácea y dorso castaño, con un antifaz negro en los ojos. Empezó a colonizar nuestras tierras hace unos treinta años, pero ahora es común ver el bolsón de su nido colgado de los árboles de las riveras de los ríos.


En esta ocasión se trata de un individuo inmaduro (se distingue por no tener el antifaz negro) que frecuentaba las espadañas de la orilla de una charca.