viernes, 25 de noviembre de 2011

El buitre leonado (Gyps fulvus)

Se trata de un ave rapaz necrófaga, es decir que se alimenta de animales muertos, de carroña. Puede alcanzar el metro de altura y su envergadura ronda los tres metros. Su color dominante es el marrón que le da el nombre y presenta un largo cuello desprovisto de plumas.


Anida en los huecos que aparecen en los cortados rocosos, aunque en algún caso han utilizado árboles de gran tamaño. Son gregarios a la hora de anidar formando colonias. En la provincia de Salamanca utilizan las paredes de cuarcita y de pizarra, principalmente, de Las Arribes del Duero y de la Sierra de Francia y Quilamas.


Realizan grandes desplazamientos en busca de alimento, aprovechando las corrientes de aire, planeando con mínimo esfuerzo. Es habitual ver sobrevolar la ciudad por algún grupo de estas aves, incluso en una ocasión se vieron despegar del interior de un parque urbano.


Un lugar ideal para poder observar a estos animales alados es la zona del Castro de la población salmantina de Saldeana. Aprovechando la visita cultural y arqueológica podremos asomarnos a uno de los cortados más espectaculares sobre el río Huebra.


Hay miradores habilitados para la observación de la fauna con carteles que nos permiten identificar lo que veamos. Desde aquí, con la ayuda de un telescopio podremos observar la vida intima de este buitre, sin causarle molestias.


3 comentarios:

  1. Espectacular, MARAVILLOSO, MARAVILLOSO. ¡Qué NATURALEZA!

    ResponderEliminar
  2. 'Ojolince y Sra.' no conocíamos ese lugar que, por lo que resumes y nos muestras, bien merece una visita.
    Espléndidas fotos de nuestro carroñero por excelencia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar