viernes, 15 de mayo de 2015

Cáparra





“Los restos arqueológicos de la antigua ciudad romana de Cáparra se encuentran al  norte de la provincia de Cáceres, en el límite municipal de Guijo de Granadilla y Oliva de Plasencia. Para llegar hasta aquí desde Baños de Montemayor o Béjar por el norte desde Plasencia por el sur, lo más sencillo es tomar la A-66 y desviarnos a la altura de Villar de Plasencia en dirección a Guijo de Granadilla, y seguir poco después por la carretera que conduce al pantano de Gabriel y Galán. Circulando entre magníficas dehesas, a pocos kms. Encontraremos el Centro de Interpretación y el yacimiento.
Citada en la antigüedad como Capera o Capara, el momento de su fundación resulta incierto, si bien todo apunta a que su origen estuvo relacionado con asentamientos indígenas anteriores.
Por Plinio sabemos de su existencia ya a inicios del s. I d. C. cuando la ciudad estaba aún sometida a tributo por Roma tras la conquista.
Como otras ciudades hispanas obtuvo la condición de municipios en el 74 d. C. bajo Vespasiano, lo cual supuso un fuerte impulso que se hizo notar especialmente en su progresiva monumentalización.
Cáparra explotó desde siempre su posición estratégica dentro de la Lusitania en la que se integró, siendo punto de paso obligado en el itinerario entre Emérita (Mérida) y Astúrica (Astorga) siguiendo la Vía de la Plata que atravesaba la ciudad.
Este camino ancestral usado desde tiempos prehistóricos era una vía natural que ponía en comunicación el norte y el sur del occidente peninsular y que los romanos potenciaron grandemente. Cáparra aprovechó por tanto su condición de lugar de paso o ciudad “puente” para viajeros y mercaderes que se dirigían  o venían de Emérita.
Su abandono, iniciado en el s. V d. C., fue un proceso lento y prolongado en el tiempo. Al finalizar la Edad Media sólo su posición estratégica al pie de la Vía hizo que mantuviese una población residual, asentada en una serie de posadas destinadas a dar servicio a los caminantes, y conocida como las “Ventas de Cáparra”, que existieron hasta inicios del s. XIX, momento en que se produjo su abandono definitivo.”
Centro de Interpretación Ciudad Romana de Cáparra
Telf. de contacto: 927 19 94 85

Alba Plata Oficina de Gestión





















































2 comentarios:

  1. Gracias por compartir estas maravillosas fotos y la historia que tienen de fondo cada una de sus piedras.

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
  2. Buenas fotos he interesante lugar

    ResponderEliminar