jueves, 24 de octubre de 2013

Charco Palo




En el Suroeste de la provincia de Salamanca se encuentra la comarca del Rebollar. Un amplio espacio en el que predomina el roble rebollo o melojo (Quercus pyrenaica). El paisaje está dominado por un mosaico en el que aparecen prados, pinares de repoblación y sobre todo bosques de robles jóvenes. Si añadimos la vegetación de ribera de los diferentes ríos que atraviesan la zona y los afloramientos rocosos en forma de bolos graníticos, tendremos la justificación de su declaración como Paisaje Natural Protegido.





En esta ocasión me ocupo de un lugar próximo a la localidad del Payo. En el río, del mismo nombre, encontramos un tranquilo lago artificial, ideal para la iniciación a la piragua o los baños estivales. Se forma por la retención del agua en una presa para el servicio de un molino que más tarde fue convertido en fábrica hidroeléctrica. Encontramos varios remansos muy atractivos a lo largo del río y aptos para el baño. Otro molino, en ruinas, nos permite ver sus entresijos. Todo esto bajo la visión de la cumbre piramidal del Jálama, mayor altitud de la Sierra de Gata. Todavía hay personas que creen que el lince ibérico vive en este lugar. Al que si podremos encontrarnos en algunas ocasiones es al pequeño corzo.






























5 comentarios:

  1. De gran belleza las fotos con las que pones de manifiesto las maravillas de esa parte de tierra salmantina.
    Una combinación armónica y casi perfecta de agua, piedra y árbolado.
    Un saludo de 'Ojolince y sra.'

    ResponderEliminar
  2. Unas muy buenas fotos, un lugar para perderse, nunca viste huellas evidentes del Lince, es una pena que permanezca entre las sombras, el príncipe del bosque cual fantasma...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que una vez vi una huella grande. pero siempre supuse que era de gato y no de lince. Lo que tampoco he visto, las veces que he estado por la zona, han sido conejos.

      Eliminar