jueves, 19 de septiembre de 2013

El cuaderno de campo




Frágil es la memoria y solamente recuerda lo que quiere. No hace mucho escuche que es mejor un mal lapicero que una buena memoria. Anotar nuestras observaciones, localizaciones, sensaciones se convierte con el paso de los años en una documentación extraordinaria. Si además realizamos algún esquema, algún dibujo tendrán un punto estético que nos ayudará a recordar. Como botón de muestra algunas páginas de mis cuadernos, algunas ya amarillentas.





















3 comentarios:

  1. Recuerdos para toda una vida...
    Esos esquemas ilustrados con dibujos siempre nos hacen perfilar una sonrisa.
    Hoy día también nuestros cuadernos virtuales nos ayudan a ello.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
  2. Echándole un vistazo a tus cuadernos de campo uno echa la vista atrás cuando en un programa nos lo enseñaba un extraño ser que nos enseño a amar la naturaleza, cavo de terminar de ver todas tus entradas y me parece que tienes un gran blog.

    ResponderEliminar