lunes, 18 de agosto de 2014

El Hocino del Moro


Salto de San Fernando


Cuando el río Tormes hace su entrada en Salamanca ya lo hace en su curso medio, calmado y sosegado. Pero, tras pasar el Salto de San Fernando y antes de entrar en el embalse de Santa Teresa, el cauce atraviesa una zona rocosa. Hocino del Moro, Hocico del Moro o Las Chorreras son algunos de los nombres que recibe este lugar, entre Cespedosa y Santibáñez de Béjar. El granito y la pizarra se pulen por la fuerza de la corriente de agua y el tiempo, dando curiosas formas. Lugar apreciado por los amantes de la pesca que no lo cuidan como debieran, dejando rastros de basura por los rincones.








































4 comentarios:

  1. Realmente bonito y espectacular con esas formas caprichosas y bonitas, creadas por la erosión del agua, de las rocas. No lo conocía.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Un lugar muy bonito y un trabajo muy bueno. La primera en vez de agua parece nieve. Buen trabajo,Torcuato!
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco conozco este tramo del río espectacular como las fotos, buen trabajo.

    ResponderEliminar