jueves, 25 de julio de 2013

La Fregeneda



“v. con ayunt. Y aduana terrestre de primera clase, fronteriza con Portugal, en la prov. De Salamanca (26 horas), part. jud. de Vitigudino (2), dióc. y adm. de rent. de Ciudad Rodrigo (10), aud. terr. y c. g. de Valladolid (40); sit. en la frontera de aquel reino del que separan el Duero por el E. y el Agueda por el S., enclavada en una hondonada resguardada por los vientos del N. por la disposición del terr., con clima sano y las enfermedades más comunes inflamatorias y periódicas. Consta de 220 casa que forman cuerpo de pobl., entre ellas la del ayunt., de 4 a 6 varas de altura, casi todas de mala distribución interior: tiene una plaza de figura irregular y cortas dimensiones; las calles mal alineadas, peor empedradas y muy sucias hay una cárcel; una escuela concurrida por 60 niños de ambos sexos y dotada con 1,100 rs.; igl. parr. (San Marcos Evangelista) servida por un cura de entrada y de provisión apostólica y del cabildo cated. y un sacristán, y un cementerio extramuros del pueblo a la parte S. sin perjudicar a la salud pública. El térm. confina por N. y E. Hinojosa (1 leg.); S. Sobradillo, y O. r. Duero y Águeda, ambos a la misma dist. que el primero; por él pasan los r. mencionados, el Águeda de S. a O. dividiendo el térm. de Portugal y Sobradillo y el Duero viene de N. a O., reuniéndose ambos a cosa de una leg. En el embarcadero llamado Vega de Terroz; en su márg. tienen varios molinos y batanes. El terr. es de secano, pero bastante fértil, y se cultivan en él 2,633 y ½ fan. de tierra y 5 de monte y pasto. Los caminos dirigen a los pueblos limítrofes, pero tiene buen estado la carretera que dirige al Duero. El correo se recibe de la cab. del part. comercio: exportación de granos por capitalistas portugueses. prod.: trigo, cebada, almendra, aceite y algún vino, y lo que falta se trae de Vitigudino y pueblos de Portugal; se crían buenas frutas y excelente pescado en los r., así como caza de todas clases y muchos animales dañinos…
…Suena Fregeneda en la historia de la guerra de la Independencia, habiéndose incorporado en este punto la infantería de D. Julián Sánchez al ejército británico en principios de mayo de 1811. Aquí estableció su cuartel general en septiembre del mismo año, el duque de Welington ocupándose de los preparativos para el sitio de Ciudad Rodrigo.”
Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de Salamanca
Pascual Madoz (1848-1850)









La Fregeneda pertenece a la comarca salmantina del Abadengo y se encuentra dentro del Parque Natural de las Arribes del Duero. Aun conserva construcciones que recuerdan antiguos esplendores como población de frontera. También conserva algo de la arquitectura popular de la zona, con paredes de pizarra y revocos de diferentes colores. Como curiosidad decir que uno de los productos que se exportaban desde España a Portugal por esta frontera eran las sanguijuelas (1500 millares en 1844).
























martes, 16 de julio de 2013

Paseo por la ribera del Tormes



Propongo un pequeño paseo, que puede ocuparnos una mañana, por las orillas del río Tormes, a su paso por la ciudad de Salamanca. Yo lo he realizado en numerosas ocasiones, acompañando a grupos de mayores o en cursos de monitores de tiempo libre. Este recorrido agrupa, al igual que este blog, patrimonio cultural y natural. Tomando como referencia las construcciones relacionadas con el agua nos podemos adentrar en la historia de la ciudad y conocer un rico entorno natural. La mayoría de las personas a las que he acompañado eran de Salamanca y aun así, se asombraron de todo lo que se puede descubrir en tan corto espacio.




El recorrido comienza junto a la estatua del Lazarillo de Tormes, personaje literario que nació junto a estas aguas y donde tuvo sus primeros aprendizajes en la vida. Se topo con el “Toro de piedra” (escultura vetona) que podía considerarse como el monumento más antiguo de la ciudad.




Uno de los principales atractivos del recorrido es pasar por sus distintos puentes y comparar sus diferentes facturas. Hay diferentes elementos que podemos comparar entre ellos.




En estos momentos hay once puentes, pero hace cien años solamente había uno. La importancia del puente se ve reflejada en unos sellos de cera que se guardan en los archivos de la Universidad y de la Catedral. Ya en 1259 el Toro de piedra y el puente eran símbolos de la ciudad.




El primer puente fuel el Romano y que será el primero que crucemos. En realidad solamente es romano la mitad. Las riadas y el tiempo han hecho que la otra mitad se reconstruyera más tarde. Es interesante comparar las dos partes y ver como se diferencian las dos épocas (o más) de construcción.




El puente es una magnifica atalaya desde la que podemos divisar el río y observar a sus habitantes. Las aves son abundantes y podemos ver diferentes especies, algunas nos resultarán sorprendentes.




El Puente Romano agrupa diferentes caminos al ser la única entrada a la ciudad por el sur durante muchísimo tiempo. Por un lado está la Calzada Romana y por otro la ruta trashumante de la Cañada Real de la Plata. A la entrada del puente todavía se pueden observar dos descansaderos para el ganado, hoy convertidos en jardín y pistas deportivas.




Más adelante encontramos la Aceña del Arenal o del Arrabal, que está unida con una presa con el otro lado del río, donde se encontraba otra aceña, la del Muradal (hoy es un casino instalado en la antigua fábrica de harinas). Se supone que las piedras que desaparecieron del Puente Romano se encuentran formando esta presa.




Se forma una amplia lámina de agua y, tras la presa, se forman diferentes islas que sirven de refugio a diferentes aves. Una pequeña pasarela nos adentra en el agua para facilitarnos la observación.




A partir de aquí se suceden los distintos puentes. El primero es el de Enrique Esteban, del que este año se conmemora su primer aniversario. Después el Príncipe de Asturias, el Puente del Pradillo, una pasarela peatonal y al final el conocido como Puente de la Serna, último en construirse y final de nuestro recorrido.








Entre puente y puente podemos observar unos muros con una especie de castilletes para la contención de las aguas de las avenidas. También pudieran ser la base donde se encontraban las tres norias que servían para proporcionar agua a la ciudad.




Las orillas se encuentran cubiertas por una magnifica vegetación de ribera. Pero esta vegetación es reciente, la mayoría del arbolado no tiene más de treinta años y los más viejos superan por poco los cien. Esta colonización de las orillas se debe a dos hechos importantes. El primero es la regulación del caudal mediante la construcción de la Presa de Santa Teresa y el Azud de Villagonzalo que dulcifica las perniciosas avenidas periódicas. El segundo es el abandono de las explotaciones de extracción de arena que se hacían en este tramo del río.




También ha habido colonizadores no deseados, como el visón americano que se muestra ante nosotros con total descaro.





Sirva como botón de muestra, ya que es imposible contar aquí todo lo que podemos observar en este pequeño paseo. Una vez no bastará, cada estación tiene sus características y en cada ocasión podremos descubrir diferentes cosas. No siempre tenemos que realizar grandes desplazamientos, cerca de casa también podemos sorprendernos.






viernes, 5 de julio de 2013

Peonía (Paeonia officinalis)



También conocida como rosa de Alejandría, cultivada como planta ornamental es común en zonas con robles. Hay a personas que les produce dolor de cabeza. Recuerdo que en mis primeras excursiones, con interés naturalista, encontramos un extraño vegetal. Era una cabezuela con bolitas rojas y negras y, por más que buscábamos en las guías a nuestra disposición, no lográbamos identificarlo. Más tarde pude observarla y fotografiarla en todos sus estados y por supuesto reconocerla. Las bolitas de los frutos se introducían en una bolsita de tela y se colgaban del cuello para prevenir los ataques epilépticos.